Peñalosa dispersó los problemas del Bronx por toda Bogotá

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Las avenidas de Bogotá están inundadas de habitantes de calle. La frase es fuerte pero se refiere a dos situaciones. Por un lado, que estas personas deambulan sin un lugar dónde ubicarse. Por otro, que la ciudadanía debe enfrentarse a esta problemática día a día.

A finales de mayo, las autoridades adelantaron la llamada ‘toma del Bronx’, en un operativo aprobado por la alcaldía de Enrique Peñalosa. La falta de previsión de la alcaldía generó que, por tratar de resolver un problema, generó una problemática aún peor.

La toma del Bronx sacó a los habitantes del lugar donde solían habitar y los dispersó por toda la ciudad. Ahora, deambulan por las calles y se han tomado sitios para concentrarse, pero muchos de ellos están ubicados en sectores residenciales que solían ser tranquilos. Allí, llegan con otros problemas, como consumo de drogas, condiciones inadecuadas de higiene o, incluso, robos.

Los habitantes están bastante molestos. No tanto por los habitantes, sino porque resulta demasiado evidente que la actual alcaldía no previó cómo solucionaría esta situación que era más que predecible. Ahora, las familias dicen estar “compartiendo la vida con ellos”.

Este fue el tema central de una reunión con la alcaldesa local de Puente Aranda, los ediles y JAL de otros barrios. Las comunidades expresaron su rechazo y preocupación porque los habitantes de calle se tomaron los barrios aledaños al canal Comuneros. De esa reunión surgió la proyección de un nuevo bloqueo en la carrera 30 con calle 3ª, como ya se ha hecho.

“Son personas enfermas, las cuales el gobierno debe tratar como tales, como enfermos, no como desechables. Debe haber sitios donde los atiendan médicos y tratamientos. El alcalde Peñalosa en el afán de mostrar algo quiso mostrar resultados inmediatos, pero es una derrota a la larga. Estamos protestando con esta medida, porque nos está echando el agua sucia a quienes no teníamos nada que ver”, planteó Yuber Ramírez, residente en el barrio Veraguas Central.

Peñalosa anunció que le pedirá a la Corte Constitucional la revisión de un fallo que le impide a la alcaldía obligarlos a recibir tratamiento que les permita dejar las drogas y las calles. Pero lo declaró tres meses después de retirarlos del Bronx y en días en que muchos de ellos fueron arrasados por la lluvia en un canal en la Avenida NQS. Ni siquiera se mostró afectado por este incidente en el cual hubo un muerto.

“Todos están de acuerdo con que las medidas el alcalde Peñalosa fueron poco planeadas, no propias de un gerente, no propias de un mandatario. En aras de desocupar una zona que es de interés de tipo comercial y de valorización para el Distrito, se empezaron a desplazar forzosamente habitantes de la calle sin tener en cuenta que son seres humanos que necesitan una solución digna, involucrando a diferentes entidades del Distrito”, manifestó Diego Rodríguez, integrante de la  Comisión de Seguridad de la Junta de Acción Comunal del barrio Veraguas.

Los medios de comunicación están tratando de excusar a Peñalosa y justificar su accionar imprevisto. Las críticas apuntan a que la improvisación en el manejo de las basuras le costó a Petro una inhabilidad, mientras que esta situación aún no le han valido al actual alcalde ni un regaño. Incluso, porque está en riesgo la vida de vecinos de los barrios y de los habitantes de calle.