Presidente de Ecopetrol incumple acuerdo con la Unión Sindical Obrera – USO

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}El Presidente de Ecopetrol Dr. Javier Genaro Gutiérrez se comprometió en un acuerdo político con la USO, a respetar la condición y los derechos alcanzados por los trabajadores que provinieran de la Huelga del 2004 ; y en esa misma vía planteo que buscáramos un acuerdo definitivo para las diferentes poblaciones, en sus palabras la propuesta era “cerraremos el tema y botáramos las llaves al mar”; la promesa y el compromiso con la UNION SINDICAL OBRERA resulto burlado, irrespetado e incumplido.

Recordemos que la Organización Internacional del Trabajo O.I.T en el caso 2355, relacionado con la huelga del año 2004 por la defensa de Ecopetrol, la reconoció como legal y profirió unas recomendaciones favorables a los intereses del sindicato de tal manera que diferentes instancias como comités de reclamos, jueces y magistrados en el país profirieron fallos ordenando el reintegro de los compañeros injustamente despedidos. La sentencia de tutela proferida, por el juzgado tercero laboral del circuito de Cúcuta, el 15 de diciembre de 2010 amparó los derechos de los pensionados de la huelga, ordenando a ECOPETROL que a través de la figura “de la ficción legal”, los tenga por reintegrados, pagando todos los salarios, prestaciones sociales y demás derechos que legal y convencionalmente dejaron de percibir desde la fecha de su injusto despido hasta que cumplieran los requisitos para acceder a una pensión plena. Posteriomente el Tribunal de Cúcuta confirmó el fallo reseñado. El presidente de Ecopetrol, Javier Genaro Gutiérrez Pemberthy le manifestó a la U.S.O. que Ecopetrol reconocería integralmente el fallo y que procederían a liquidar todos los derechos y prestaciones de este grupo de pensionados pero que no regresaran a trabajar. En un acto de buena fe los compañeros afectados y la organización sindical aceptaron la propuesta pero la misma administración de Ecopetrol de manera soterrada, mediante una abogada estrella, le solicitó a la procuraduría que insistiera ante la Corte Constitucional para que se solicitara la revisión de la tutela, como efectivamente ocurrió, dando como resultado que la sentencia T-087 proferida por la Corte Constitucional revocara la tutela anteriormente referenciada.

Pero antes que esto ocurriera el Presidente de Ecopetrol le manifestó a la U.S.O. que en caso de un fallo adverso para los pensionados se comprometía a respetar los derechos que habían sido reconocidos por Ecopetrol y le propuso a la organización sindical que se buscara un acuerdo integral, es decir, un acuerdo que involucrara a todos los despedidos de la huelga, pero cualquier acuerdo debería tener piso jurídico por lo cual se acudió al Ministerio del Trabajo y a la Procuraduría, quienes a su vez solicitaron que el caso fuese abordado en el Comité Especial de Tratamiento de Conflictos ante la OIT (CETCOIT).

Se empezó a trabajar en una comisión de alto nivel conformada por dirigentes de la U.S.O. Nacional y por representantes de Ecopetrol. Por metodología se decidió clasificar la población en tres grandes grupos: los pensionados, los trabadores que fueron reintegrados por acciones de tutela que esperan que su situación se defina mediante un incidente de desacato interpuesta por el apoderado ante los incumplimientos de Ecopetrol y un tercer grupo compuesto por el resto de compañeros que hoy tienen situaciones jurídicas y reclamaciones por resolver.

El miércoles 23 de enero, después de dos meses de reuniones, los representantes de la administración de Ecopetrol le presentó a la comisión del sindicato una propuesta irrespetuosa consistente en que cada compañero, en el término de treinta años, debería pagarle a Ecopetrol los dineros que había recibido por la aplicación de la tutela y que además de manera inmediata se procedería a rebajarles las mesadas, como ya lo hicieron de manera arbitraria, y que con las otras poblaciones no era posible buscar acuerdo hasta tanto no falle el tribunal de Cúcuta la acción de desacato que está pendiente. Esta respuesta develó que la palabra del presidente carece de seriedad y que la comisión de la patronal nunca ha tenido voluntad para construir un acuerdo, ni de honrar su palabra empeñada.

Como es lógico, la organización sindical manifestó su desacuerdo ante esta burla de la administración que rechazamos contundentemente y jamás se podrá tener un buen clima laboral ni construir relaciones de confianza mientras se pretenda hacerlo a punta de engaños y maniobras de supuesto diálogo, pero que resultan fraudulentas y deshonestas.

Esta actitud de la patronal lo que les plantea a los compañeros es que será necesario recurrir por parte de los compañeros que fueron despedidos y por la misma organización sindical a los estrados judiciales y organismos internacionales para buscar que Ecopetrol tenga que subsanar los daños y perjuicios ocasionados a las partes con los despidos generados durante la huelga del año 2004. No se puede olvidar que hay herramientas legales para tal propósito tales como las mismas recomendaciones de la OIT y el reciente fallo del Consejo de Estado declaró nula la resolución 01116 de 2004 que declaró ilegal la huelga para evitar la privatización de nuestra empresa; pero ante todo debemos recurrir a nuestras herramientas históricas de movilización y de lucha permanente.

¡VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA -USO-, ORGANIZACIÓN SINDICAL
QUE HIZO POSIBLE LA CREACION DE ECOPETROL, PATRIMONIO
COLOMBIANO QUE SEGUIMOS DEFENDIENDO…. VIVA !

´´90 AÑOS, LA USO VIVE CONSTRUYENDO SOBERANÍA Y DIGNIDAD.´´

Redactó: Junta Directiva Nacional, enero 28 de 2013.

>> Descargar documento en formato PDF