Primeros avances en negociaciones de la USO con Schlumberger

{image}http://lh3.googleusercontent.com/-LN0ysot01w0/Uzl1vd_ExSI/AAAAAAAAGZQ/llbDIyQc_oE/s720/Schlumberger_trabajador.jpg{/image}Entrada la madrugada del lunes terminó la etapa de arreglo directo en las negociaciones de la USO con Schlumberger. Hay avances en algunos puntos, pero los más importantes aún están por verse.

El ambiente se vislumbra maleable. 

Las conversaciones venían desde la noche del día anterior, los negociadores hicieron un esfuerzo por evacuar toda la temática. Sin embargo, faltaron temas por trabajar, por lo cual, las partes decidieron prorrogar los diálogos por 11 días más, que comienzan este miércoles.

Los temas pendientes son los más fuertes, como el incremento salarial o un escalafón para ascenso, porque hasta ahora la estructura de cargo se basa más en políticas individuales. Los trabajadores también piden bonificaciones,porque el salario básico no compensa las labores que desempeñan. Adicionalmente, un esencial componente de salud.

“Aspiramos encontrar un buen acuerdo para bien de los trabajadores y para el bien de la multinacional también”, comenta Mike Duarte, directivo de la USO nacional, quien hace parte del equipo negociador de la USO nacional, junto a los también directivos Martín Ravelo, Edwin Palma y Ariel Corzo. Por los trabajadores, el equipo se complementa con líderes sindicales de la misma empresa.

Schlumberger Surenco es una multinacional que presta servicios petroleros, con bases distribuidas por el territorio nacional y trabajadores directos en todas las áreas. En el sector, es una de las que mayores ingresos reciben por operación, aunque con escasa inversión social.

Otro de los temas que saltó a la mesa fue la creciente política de tercerización. La multinacional ha adquirido empresas en Colombia para el suministro, pero a los trabajadores de estas adiciones les da un manejo diferente en sus contratos.

Este listado de temas será expuesto desde el miércoles. La USO cuenta con que los dos días iniciales deben marcar un buen avance en el reinicio de las negociaciones, con la expectativa de no gastar los 11 días completos.