«No se quede callado, denuncie!!»

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-Gu-nCL7aRWY/Uad62RhjahI/AAAAAAAAAUI/T9hXsCK_jbo/s640/uso.jpg{/image}Ayer a las 2:40 de la tarde, recibí un correo con un extraño mensaje. Un trabajador, supervisor de la refinería se despedía de este mundo porque “no aguantaba más presión ni humillación en el trabajo”. El compañero fue trasladado inmediatamente a la unidad médica para que se atendiera el cuadro de intoxicación. Tanto sindicato como comité paritario nos pusimos al frente del asunto y el pronóstico medico es reservado.

No es un asunto de poca monta. Las sobrecargas de trabajo, la discriminación y el desmotivación son problemas que aquejan silenciosamente a decenas de trabajadores de ECOPETROL S.A.  y que no se atreven a denunciar, hasta desencadenar en episodios casi trágicos como este.

Quiero llamar la atención de los trabajadores, sindicalizados o no, para que pongamos en conocimiento del comité de convivencia laboral los hechos de discriminación, menosprecio, desmotivación y malos tratos en el trabajo conforme a lo prescrito en la ley 1010 de 2006 y la resolución 652 de 2012 del Ministerio del Trabajo.

El Comité Paritario también deberá centrar su atención en los riesgos psicosociales que generan las políticas sistemáticas de jefes, con el propósito de desestimular a trabajadores por condiciones sindicales generalmente.

Es necesario recordar, sobre todo a la población trabajadora nueva, que hace precisamente 10 años, la justicia tumbó un programa que fue considerado como MOBBING, con el cual fueron sacados 42 trabajadores, todos sindicalizados y activistas de la refinería, a un programa de “mejoramiento de comportamiento y competencias” que a pesar de que no existía la ley de acoso laboral, fue tipificado como tal y no tolerado por la justicia constitucional.

Así mismo, considero que las condiciones de trabajo en los turnos de refinería, donde se obliga a los trabajadores a doblarse en turnos hasta de 16 horas, hechos de los que conoce el Ministerio del Trabajo, somete a los trabajadores a situaciones de difícil manejo emocional, que pueden desencadenar altos niveles de estrés, incluso, generando incapacidades laborales por ese concepto.

El hecho del intento de suicidio del día de ayer, en nada coincide con la política de “no a la arrogancia” “no pasar por encima de los demás” que paradójicamente está en boga en nuestra compañía.

Esperamos que las autoridades competentes investiguen el incidente y tomen los correctivos correspondientes.

Sin otro particular,

EDWIN PALMA EGEA
Presidente USO Barrancabermeja