Que cese la represión y se dé salida a las peticiones de los trabajadores petroleros de Puerto Gaitán

{image}http://eldia.co/images/stories/120711/03.jpg{/image}Mil cien trabajadores de la empresa Montajes JM están a punto de ser despedidos en represalia por una protesta laboral hecha el pasado 6 de julio y en la que los obreros, orientados por la USO, pedían soluciones a una serie de problemas internos que allí venían presentándose. Tal como lo denunció el sindicato, durante la jornada de movilización pacífica, el Esmad de la policía agredió a los manifestantes, “dándole un tratamiento de guerra a un conflicto de carácter social”.

Montajes JM está al servicio de la trasnacional española Cepcolsa-Cepsa –socia a su vez de Ecopetrol–, en la construcción de infraestructura petrolera en los campos de Caracara, Jaguar y Toro Sentado, en Puerto Gaitán, Meta.

La demagogia con que el gobierno del presidente Santos alardea en la ONU y la OIT de estar respetando las garantías sindicales contrasta con los hechos represivos que se suceden a diario y en plena impunidad, sobre todo en las empresas trasnacionales.

Pido públicamente a las autoridades de policía retirar al Esmad de los tres campos petroleros y al Ministerio de la Protección dar cumplimiento a las normas constitucionales y legales que le fijan funciones muy precisas en la intermediación de los conflictos de carácter laboral. Al mismo tiempo, brindo mi decidido apoyo a los trabajadores de Montajes JM y elevo mi protesta porque de nuevo una trasnacional española esté pisoteando las leyes colombianas.

Bogotá, 12 de julio de 2011.