¿Qué hay detrás del nuevo modelo de salud impuesto por Ecopetrol?

La Unión Sindical Obrera ha venido denunciando a través de distintos medios las reales intenciones de la administración de Ecopetrol, frente a lo que ellos llaman “mejoras a los servicios de salud”, lo cual se traduce en un cambio nefasto de Modelo en la prestación de nuestro derecho Convencional establecido en el capitulo VI. Sus principales motivaciones son ECONOMICISTAS dado a que este modelo apunta a la reducción del valor percapita UPC (valor anual que se reconoce por cada uno de los beneficiarios del servicio exceptuado de salud), RESTRINGIENDO desde el equipo de las APS el acceso a los niveles II y III de atención, como lo son los productos intermedios (diagnóstico biomédico y diagnóstico por la imagen), las remisiones a especialistas, consulta a urgencias, prestación farmacéutica y hospitalización.

Igualmente se apunta a la reducción de costos a través de disminuir los honorarios de las médicos, desmotivando con esto la contratación de gente con experiencia y calificada. Es tan así, que el documento oficial de Ecopetrol del estudio de mercado, el cual se encuentra en la pagina web de contratación de Ecopetrol , dice lo siguiente:

4.4.4 Valor Cápita:
  Las propuestas de valores percapita de los participantes están entre $341.196 y $550.575

La pregunta que nos debemos hacer es la siguiente: ¿cómo será la prestación del servicio con un percapita tan bajo, si el valor actual del percapita está cerca a los $7.000.000.oo?

De igual manera queda develada la intención de Juan Carlos Echeverry de llevarnos al Sistema General de Salud, alineado desde luego con Juan Manuel Santos, al expedir la RESOLUCIÓN 429 DEL 17 DE FEBRERO DEL 2016 que define la PAIS – Política de Asistencia Integral en Salud – para los Colombianos enfocada en las APS; para tener mas claridad sobre la PAIS trascribimos la siguiente columna de EL TIEMPO:

“Otra paella para Minsalud
Por: Juan Pablo Calvás
La nueva Política de Atención Integral en Salud tendría resultados negativos respecto al cuidado de los
pacientes.
6:53 pm | 23 de Mayo del 2016

No quiero ser alarmista, pero si usted tiene un familiar con cáncer, VIH o alguna otra enfermedad catastrófica, preocúpese. Hágalo, porque los médicos especialistas en este tipo de enfermedades andan bastante inquietos por la entrada en vigencia de una resolución del Ministerio de Salud que pone a funcionar la Política de Atención Integral en Salud (Pais).

El objetivo del documento es bastante loable: garantizar un mejor y mayor acceso al sistema de salud para toda la población, manejando un enfoque diferencial para regiones y poblaciones. Sin embargo, cuando los expertos en el tratamiento de estas delicadas enfermedades se ponen a escudriñar el texto de la resolución 429 del 17 de febrero del 2016, descubren que lo que puede pasar con el manejo de sus pacientes viene siendo algo más negativo que positivo.

Le pongo un ejemplo: imagine que Juan Pérez lleva varios meses luchando contra un terrible cáncer y la enfermedad poco a poco ha ido cediendo gracias a un oportuno tratamiento médico. Según el nuevo PAIS, pasado un año de seguimiento exitoso por el médico especialista (en este caso el oncólogo), nuestro querido Juan pasará a manos de un médico general, quien será el encargado de continuar con el tratamiento y seguimiento del paciente según su criterio, que, seamos honestos, no es precisamente el específico para este tipo de situaciones.

Con esto no quiero decir que los médicos generales sean malos o mediocres; al contrario, son de destacar el compromiso y sacrificio de la mayoría, que, a pesar de siete años de estudios, hacen turnos de 12, 24 y hasta 36 horas sin parar por apenas 1 millón de pesos de salario. Pero es que ahí mismo está el inconveniente.

¿Cómo piensa el Ministerio de Salud dejar en manos de médicos sobrecargados de trabajo, y muchas veces decepcionados de su oficio, el tratamiento y seguimiento de males que necesitan exámenes constantes, especializados, y formulación de medicamentos muy específicos? ¿O es que esta es una estrategia para reducir costos a las EPS, permitiendo que reemplacen médicos especialistas por médicos generales que salen mucho, muchísimo más baratos?

¿Y qué va a pasar con nuestro Juan Pérez si de repente su enfermedad vuelve a tomar fuerza? ¿En qué momento el médico general decide volver a mandar al especialista a su paciente?

Aquí llega otro elemento inquietante a la ecuación de PAIS: el tiempo que toma conseguir una cita con un médico especialista. En muchos casos hay EPS que están asignando citas a dos, tres o cuatro meses de distancia. ¿Un paciente de enfermedad catastrófica tendrá que esperar todo esto? ¿O es mejor que vaya de una vez a la sala de urgencias para que le den atención prioritaria?

Es claro que esta estrategia podría tener sentido para las regiones más apartadas del país, zonas dispersas o de alta ruralidad, donde la presencia de médicos especialistas es muy baja y por ende la atención primaria en salud debe abarcar la mayor cantidad de pacientes, sobre la base de un conocimiento bastante amplio que ayude a evitar los desplazamientos. Pero en el caso de los centros urbanos y las grandes ciudades, insisto en que esto más parece una estrategia de reducción de costos antes que una decisión responsable en términos de política de salud.

Sé que hay algunas EPS (las más serias) que no quieren seguir esta nueva estrategia por el impacto que podría tener en el seguimiento y control de las enfermedades. ¿Será que el Ministerio no le echa una revisadita?”.

El modelo que se implementará con la Resolución 426 del 17 de Febrero de 2016, expedida por el Ministerio de Salud – la PAIS – , es el mismo modelo que Ecopetrol nos quiere implementar. Esto lo podemos evitar si continuamos y fortalecemos la Unidad, Organización y Movilización.

Redacto: Junta Directiva Nacional, junio 10 de 2016

VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA
…..VIVA…VIVA..VIVA
FUERA JUAN CARLOS ECHEVERRY DE ECOPETROL
FUERA…FUERA..FUERA
ATRÁS EL NUEVO MODELO DE SALUD
…… ATRÁS…ATRÁS…ATRAS