Reestructuración de EPM pone a tambalear puestos de trabajo

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-fvdGKZmUG8s/UoT1MtjbQfI/AAAAAAAAEIk/oNw0QANJT58/s400/epm.jpg{/image}La implantación del proyecto EPM sin fronteras, que no es más que un proceso de reestructuración que de manera unilateral viene desarrollando este grupo empresarial, está causando bastante ansiedad entre los trabajadores. Ya varios directivos están afuera.

El proceso vinculará no sólo a EPM sino a sus filiales. Arrancó hace un año y medio y se ha venido desarrollando con el apoyo de los directivos de algunas filiales. Previamente, ingresaron unos 80 actores de las diferentes empresas a dedicarse a este fin.

La implementación significó recientemente el despido de 14 funcionarios de alto nivel en Santander y en el caso de Centrales Eléctricas (Norte de Santander), la salida de su gerente comercial.

Pablo Santos, presidente de Sintraelecol nacional, dice que el futuro de este proceso “todavía es incierto, porque EPM ha guardado el proyecto con recelo y no lo ha socializado de la forma debida. Se supone que va a marcar una sinergia entre las empresas con mejores prácticas para que haya una economía de escala que permita favorecer los intereses financieros de la multinacional criolla”.

Obviamente, Sintraelecol tiene dudas sobre qué pasará con sus afiliados. Hay un punto positivo y es la implantación de dos escalas salariales más para que los trabajadores en carrera puedan ascender gradualmente. Pero la incertidumbre acerca de si rodarán más cabezas se mantiene.

“En estos momentos estamos estableciendo un diálogo directo con los gerentes de las cuatro empresas filiales donde tenemos afiliados. Son la CHEQ (Quindío), CHEC (Caldas), Centrales Eléctricas (Norte de Santander) y ESSA(Santander). Esperando que en el desarrollo de lo que tenemos pactado en las convenciones colectivas se respeten no solamente las plazas de nuestros afiliados sino la estructura pactada de la convención”, agregó Pablo Santos.

Por el momento se sabe que en Santander, el proyecto no fue conciliado lo que significa que hay una violación a la convención, pues esta establece que ese tipo de medidas deben ser consensuadas con la organización sindical. Sintraelecol ya realizó las denuncias correspondientes.