Reflexión para la acción en el semanaso.

{image}http://www.eldia.co/images/stories/logos/uso.jpg{/image}Con una  jornada de arborización se inicia el segundo día del SEMANASO, una actitud plausible pero de ninguna manera suficiente para mitigar la deuda ecológica y los pasivos ambientales generados por la industria petrolera, en el desarrollo de sus procesos productivos.

Sin lugar a dudas es un hecho positivo que sindicato y empresa compartan un propósito común, tal y como lo es, la SALUD OCUPACIONAL; pero indudablemente hay un sinnúmero de situaciones que no permiten que nos arropemos en las mismas cobijas y nos mantengan como dice el adagio popular, juntos pero no revueltos.

Partamos de unas reflexiones básicas:

La primera es que el Semanaso, no seria posible de no ser por la existencia de una Convención Colectiva de Trabajo, la cual consagra en su capitulo diez (X) la Salud Ocupacional, y a su vez la convención no seria una realidad de no ser por la existencia de la Unión Sindical Obrera – USO.

La segunda reflexión consiste en recordar el impacto de la especie humana sobre el medio ambiente, el cual ha sido comparado con las grandes catástrofes del pasado geológico de la Tierra, como también que desde sus inicios en Colombia, la industria petrolera ha demostrado cuál es su mayor interés. El cual no fue precisamente en términos de cuidado y protección;  la salud y la vida de los miles de compatriotas que migraron, para vender su fuerza de trabajo, ni mucho menos el interés por el cuidado y la protección del aire, el suelo, la biodiversidad, los humedales y cuerpos de agua de las zonas intervenidas con la explotación petrolera.

La tercera es insistir en la importancia de conocer cada fibra que articula la relación capital –trabajo, como también la relación  salud – trabajo que se deriva de ella en nuestro medio laboral, para poder entender por qué el accidente o la enfermedad laboral, jamás podrán ser una condición natural de dicha relación. Y de ello concluir que el accidente o la enfermedad son la expresión más clara, en muchos casos, de los más viles actos de deshumanización e indignificación del trabajo, especialmente en donde con codicia y mezquindad se prioriza sobre todas las cosas, la productividad y la rentabilidad económica.

La cuarta reflexión consiste en entender los marcos Históricos de las luchas y las conquistas por parte de los trabajadores, quienes unidos y organizados se movilizaron y libraron duras batallas para lograr una mejor redistribución de la riqueza, unas condiciones más decentes de trabajo y condiciones reales de bien ser y bien estar.

La quinta y ultima reflexión consiste en auto determinarnos, autoestimarnos, interiorizar valores y principios del HSE y a partir de ello asumir conductas responsables consigo mismo para no poner en riesgo nuestra seguridad, la de las instalaciones y el medio ambiente que esta a nuestro alrededor; asumiendo con valor civil y entereza la exigencia de los elementos de protección personal y condiciones en los entornos para el normal desarrollo de la labor encomendada; y de ello no estar garantizado sin vacilaciones suspender los trabajos a ejecutar; puesto que nadie esta obligado a atentar contra su propia vida.

En el contexto de las anteriores reflexiones, entonces valoremos con ponderación y prudencia la siembra de arboles a desarrollar en el día de hoy, un aporte indudable de oxigenación y absorción de bióxidos de carbono a  nuestro malsano aire. Una especie de acto del día sin carro en Ciudad de México; que invita a generar conciencia pero que al día siguiente el problema estructural continúa estando allí.

Claro que a propósito del aire, el pasado 25 de Junio la Administración de Ecopetrol convoco en el Club Miramar a una conferencia denominada TENDENCIAS ACTUALES PARA EL MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DEL AIRE EN LA INDUSTRIA PETROLERA. Donde no solo se ignoro el tema de la emisión de finos de catalizador a la atmosfera, el material particulado de los extrusores de etileno, los humos metálicos de soldadura, los gases tóxicos del proceso, como el H2S, las lluvias acidas y los Voc`s; sino que el señor Gerente se atrevió a afirmar que trabajar dentro de Ecopetrol era igual o menos riesgoso que trabajar en la ciudad o conducir una moto.
Como no recordar en el marco de la SEMANA DE LA SALUD OCUPACIONAL, SEMANASO a todos los seres humanos que han perdido la vida, tales como OSWALDO ORTEGA, RODRIGO QUINTERO CORREA o en eventos tales como, EL INCENDIO DE AROMATICOS, LA ASFIXIA EN LOS REACTORES DE ETILENO, LAS EXPLOSIONES E INCENDIOS EN DEMEX – VISCORREDUCTORA, EL ASCENSOR DE LA NUEVA CRACKING, entre tantos otros.
Como no rendir un tributo a nuestros hermanos trabajadores de las empresas contratistas al servicio de Ecopetrol, quienes no solo pusieron su cuota en el incendio del 18 de Diciembre de 2005 en Demex – Viscorreductora, sino que han sido los mas afectados por gases tóxicos en eventos como el ocurrido el 23 de Julio de 2008 y cuyas consecuencias no se hicieron esperar con el grupo de afectados que hoy quedan desempleados y lisiados de por vida; mientras otros compañeros tales, como: Jorge Gómez, José Arbey Vargas Bravo, Mauricio Arciniegas, Jhon Jairo Cantor Rodríguez, William Eduardo Aldana Mora, José María Noriega Campos, Ricardo Gutiérrez Tobón, partieron de este mundo sin pensar que el trabajo los enfermaría y al final los mataría; amen de  tantos otros compañeros que han muerto en el anonimato de sus accidentes de trabajo o en la impunidad del subregistro.

Las mismas circunstancias del trabajo adelantado con toda suerte de deficiencias de supervisión y controles administrativos  ocasiono que en el Corregimiento de El Centro Falleciera  nuestro compañero  JOSÉ ANTONIO CÁRDENAS NAVARRO,  de 54 años de edad quien se desempeñaba como trabajador de  la empresa  Transcontinental de Servicios Petroleros Ltda. Contratista del Proyecto La Cira Infantas (Oxy- Ecopetrol). 

Pensar  en celebrar una semana de la Salud Ocupacional sin cuestionar las impositivas jornadas de trabajo de doce (12) horas o más, el acabose de la profesión de los INSPECTORES HSE; para convertirlos en meros ASESORES  con experiencias preconcebidas para pensionados y evaluaciones inquisidoras que castran la autonomía; la circulación por las calles, bancos, buses,  restaurantes y hogares de hombres y mujeres vestidos de verde cargados de toda suerte de contaminantes; la aplicación de salarios discriminatorios en las denominadas “actividades no propias”, el inadecuado manejo de incapacidades y la perversa forma de dar por terminado contratos individuales de trabajo, bajo las denominadas “justas causas”, de no erradicar de manera definitiva la alimentación en sitios de trabajo, como ocurre en la Cracking Orthoflow;  de no propender porque todo trabajador de la industria del petróleo tenga derecho a una ración de alimentos y un autobús que los lleve a sus hogares; de tener unas EPS y unas ARP que respondan con ética y lealtad a su misión; de no poner todo esto en el debate público, nos convertiría en testigos silenciosos, cómplices de la expropiación y el abuso contra los trabajadores, y no estaríamos promoviendo una verdadera reflexión para la acción en el SEMANASO.

 

EXIGIMOS CONTROL DE LAS FUENTES CONTAMINANATES DE LOS TRABAJADORES, EL AIRE, EL AGUA Y LA TIERRA POR PARTE DE ECOPETROL S.A…EXIGIMOS…EXIGIMOS

POR EL DERECHO A UN AMBIENTE LABORAL  SALUDABLE…ADELANTE…ADELANTE

¡VIVA LA UNION SINDICAL OBRERA, ORGANIZACIÓN SINDICAL
QUE HIZO POSIBLE LA CREACION DE ECOPETROL, PATRIMONIO NACIONAL
QUE SEGUIMOS DEFENDIENDO… VIVA…VIVA…VIVA!

Redactó: Junta Directiva  USO Barrancabermeja, Agosto 03 de 2010