Sindesena proyecta paro nacional indefinido en septiembre

Teniendo en cuenta las amenazas de afectar al Sena, Sindesena  proyecta una serie de actividades de protesta, que de no lograr una solución antes de concluir agosto, en septiembre estarían desarrollando un paro nacional indefinido.

En Junta Nacional ampliada, Sindesena definió una agenda de movilizaciones en función de exigirle al gobierno el cumplimiento del acuerdo colectivo en la entidad; el respeto de las fuentes de financiación del Sena, en marco de la reforma tributaria; la aprobación del presupuesto que requiere el Sena para el 2017, considerando las nuevas funciones que se le asignarán y las metas en el marco del posconflicto; y ser excluido de la educación terciaria.

“A partir de esto, hemos sido convocados por el Ministerio del Trabajo para revisar de manera conjunta con la dirección la problemática. Sostuvimos una primera reunión el martes 16 de agosto, en la que participó la ministra, la viceministra de relaciones laborales, el director general del Sena, el secretario, Sindesena y la CUT”, informó Aleyda Murillo Granados, presidenta de Sindesena.

En esa reunión, acordaron habilitar cuatro mesas de discusión: una encargada del acuerdo colectivo; otra para recomponer el relacionamiento sindical que está deteriorado; otra para el tema de educación terciaria; y una final sobre presupuesto, además del seguimiento de los recursos para el 2017 y también analizará la reforma tributaria.

El viernes, hubo una reunión nueva con la viceministra, representantes del Sena y de Sindesena para discutir cómo sería la mecánica de trabajo en estas mesas. “De manera concreta, hemos dicho que estamos en plena disposición de avanzar en el trabajo en estas mesas. Nos asiste el interés por el diálogo, pero dejamos claro que nuestra agenda de movilización no se va a suspender, hasta tanto no se definan aspectos en relación con el acuerdo”, planteó Murillo.

Algunos puntos a los que piden respuestas concretas son la ampliación de la planta de personal en 3.000 puestos; mejoras en la institución que garanticen el cumplimiento de las normas de salud y seguridad ocupacional en el trabajo; y un incremento salarial que fue pactado en el acuerdo colectivo del 22 de septiembre del año pasado.

Habrá nuevas reuniones el lunes y el miércoles de la presente semana. Esto no equivale a la suspensión de las tareas sindicales internas, como las tareas de movilización, creación de equipos voluntarios en contra de la reforma tributaria o sustentación y argumentación que rebaten la educación terciaria.

A finales de este mes, muy posiblemente el 31 de agosto, se desarrollaría una gran toma de Bogotá, con la participación de estudiantes y trabajadores de diferentes regionales del Sena en el país. Dependiendo de los avances en las mesas, si no hay soluciones, después de esa toma vendría la hora cero del paro indefinido.