Sintraelecol analiza el delicado tema de Electricaribe

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Sintraelecol se encuentra organizando actividades coordinadas con sus ocho subdirectivas de la Costa Atlántica para plantear el tema de Electricaribe. Una de ellas es la reunión con la alta gerencia de para analizar varios aspectos, incluida, la seguridad de los trabajadores.

Otra acción será un foro para vincular a todas las fuerzas vivas de la región, sectores sociales y políticos, con el objeto de dar una discusión alrededor de esta problemática que crece con cada nueva noticia. 

Es conocido por Colombia que hay una serie de fallas por parte de Electricaribe, en cuanto a dónde se han puesto inversiones, dónde se está atendiendo mantenimiento, en la oportuna atención a las comunidades y, sobre todo, en la prestación del servicio.

Gonzalo Ramírez, directivo de Sintraelecol, explicó que la situación es mucho más compleja de lo que parece. La empresa lleva excusándose en asuntos externos. Por lo cual, él plantea conveniente “considerar unas problemáticas económicas en la empresa pero hay que revisar hasta dónde inciden. Son tres aspectos: las pérdidas de energía que se dan en la Costa; las deudas desde el gobierno en mora por la atención a sectores oficiales o subsidios; las condiciones climáticas le han pegado tan duro a la Costa que se han incrementado el consumo y el gasto”.

Ahora se suma el aumento de las tarifas, que no puede endilgársele directamente a Electricaribe. Básicamente la empresa es una comercializadora que compra la energía al costo en el mercado, ellos no generan electricidad. Sin embargo, este sobrecosto incide en las inconformidades de los habitantes.

Este contexto de insatisfacción ha puesto en riesgo la seguridad de los trabajadores. La gente se los encuentra en la calle, quienes terminan siendo la cara visible de Electricaribe. Con ellos, los pobladores descargan la rabia, porque la empresa no los asiste y les cobra caro. Recientemente quemaron las oficinas de Magangué y ya había ocurrido algo similar en Montería; lo que obviamente es un peligro para la vida de los trabajadores.

Por ende, el sindicato adelantará acciones para acercarse a las comunidades y hacerles entender que están de su lado, pero deben hacer su trabajo. Estas actividades comenzarán en Barranquilla. “La mala atención en el servicio a la comunidad la tiene desesperada”, concretó González.