‘Tejiendo Memoria de Victimas del Movimiento Sindical’

  • Categoría de la entrada:Nacional
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-I7e_T2YefUQ/UtmsqXvpHgI/AAAAAAAAE9o/S4RBQuoGW-g/s800/alberto_vanegas_cut.JPG{/image}El Encuentro ‘Tejiendo Memoria de Victimas del Movimiento Sindical’ dedicó dos días a compartir la reconstrucción de la historia de Sutimac, un sindicato de cementeros que sufrió la victimización de sus líderes hace dos décadas.

En Puerto Nare (Antioquia), municipio donde funcionaba la empresa cementera, hoy propiedad de Argos, en la década de los 80 el sindicato luchaba por reivindicaciones laborales y su negociación colectiva. Era un sindicato muy fuerte con trabajo con las comunidades, apoyaron la construcción del colegio local. Circunstancia que les permitió incluso representación política con 7 directivos en el concejo municipal.

Sin embargo, por esa confianza que ganaron del pueblo los centros de poder arremetieron contra los líderes. Fruto de la intransigencia patronal y del surgimiento de grupos paramilitares en el Magdalena Medio tres juntas directivas de Sutimac fueron arrasadas,  32 sindicalistas asesinados con la confluencia de las fuerzas militares. Puerto Nare era un pueblo que en esa época permanecía en silencio, en censura.

La CUT participó en este encuentro en apoyo con Sutimac, que hoy ha crecido como sindicato de industria, y la Escuela Nacional Sindical, presentando un trabajo de investigación de la historia del sindicato. Asistieron varios dirigentes de la subdirectiva CUT Nare, de Sutimac nacional y autoridades regionales.

Este evento sirvió para homenajear la memoria de Julio César Uribe, quien fuera presidente. Un hombre entregado a la causa de los trabajadores, por esta posición firme fue asesinado en Puerto Boyacá en 1987. Para recordar cómo las esposas de los dirigentes sindicales muertos se asociaron, se movilizaron y tomaron el liderazgo hasta tener mujeres en la Junta Directiva de un sindicato con mayoría masculina. Una de ellas es Rita Bárcenas, que llegó a ser secretaria general.

También para ver que quienes en esa época eran jóvenes, asumieron la causa, ocuparon los cargos y catapultaron la trascendencia del sindicato. El actual presidente es un joven dirigente que creció viendo la lucha.

La trascendencia de este tipo de eventos es vital en medio del debate actual sobre reconocer los derechos a las víctimas y exigirle al Estado la reparación colectiva al movimiento sindical. Antioquia es uno de los departamentos del país donde más ha sido victimizado el sindicalismo.

“Creemos que para avanzar en la paz con justicia social, tenemos que acabar la violencia contra los derechos humanos y que no haya impunidad en todo el genocidio sindical. Debemos reconocerle a la Junta Directiva de Sutimac ese papel tan valiente de buscar la verdad, de contarle a la comunidad de La Sierra y Puerto Nare”, destacó Alberto Vanegas, directivo de la CUT nacional.