Trabajadores del petróleo opinan sobre proyecto de regalías

{image}http://www.eldia.co/images/stories/270910/002.jpg{/image}Desde mediados de agosto de 2010, cursa un proyecto de Ley en el Congreso  de la República, el cual busca la creación del Fondo de Compensación Regional, ente que será manejado por el Gobierno Central y centralizará las regalías minero – energéticas recibidas por los diferentes municipios y departamento del país.

El argumento utilizado por el gobierno nacional para lograr la aprobación de dicho proyecto, es poder  redistribuir las compensaciones económicas que recibe la nación por las actividades extractivas, e invertirlas en aquellos proyectos económicos prioritarios para el desarrollo del país, y fortalecimiento de la actividad productiva del país.

La Unión Sindical Obrera (USO), sindicato de los trabajadores de la industria del Petróleo, rechaza semejante propuesta del gobierno, porque atenta contra la descentralización política y administrativa que vive el país, desde la aprobación de la Constitución Nacional.

Héctor Vaca, Secretario  de Educación e Investigación de la USO, manifestó que la idea de centralizar las regalías de las actividades minero-energética, deja mal parado a los municipios y departamento dedicados a dichas actividades, porque  son su  principal fuente de ingreso para desarrollar los proyectos de inversión social.

Para la USO, el debate fundamental respecto a las regalías, no debe girar en torno a quien maneja los recursos compensatorios, sino analizar si las contraprestaciones económicas que recibe el estado colombiano por permitir las actividades extractivas de la economía son justas.

Las compensaciones recibidas por el estado colombiano en materia de actividades mineras y energéticas, son miserables, porque la ley 756 del 2002, reformó las regalías en el sector petrolero, pasando de un 20% fijo a un 9% por contrato firmado, todo bajo el pretexto de promover la inversión extranjera, aseveró Héctor Vaca.

Aunque los trabajadores petroleros no se ven afectados de manera directa por esta iniciativa del gobierno, muchos de ellos viven en las cabeceras municipales donde se encuentran las aéreas exploratorias,  las cuales verán una disminución en la calidad de vida de sus habitantes, porque no habrá recursos para garantizar salud, educación, agua potable, alcantarillado, entre otros servicios.

La USO seguirá luchando por la aprobación de un marco regulatorio  para la explotación petrolera, el cual este centrado en definir la propiedad del estado sobre los recursos petroleros, buscando  que las regalías vuelvan al 20% como  una compensación verdadera a los impactos ambientales generados por la actividad extractiva del hidrocarburo, además, este proyecto pretende la creación de una unas reservas  estratégicas de petróleo, así como  la explotación racional coherente y sostenible  de este recurso natural.