Trabajadores estatales argentinos van al paro el 19 contra despidos

Buenos Aires, 7 abr (PL) La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Argentina convocó hoy a un segundo paro nacional el 19 de abril contra la política de despidos del gobierno de Mauricio Macri.

La noticia salió a la luz cuando empleados echados del Ministerio de Hacienda efectuaban una protesta frente a esa dependencia ubicada a un costado de la Casa Rosada.

El secretario general de ATE, Mario Muñoz, anunció allí mismo la convocatoria que incluirá la instalación de una carpa frente al Congreso de la Nación con jubilados.

Los pensionados reclamarán por la puesta en marcha del 82 por ciento móvil y en contra de la reducción de los medicamentos gratuitos en el Plan de Asistencia Médica Integral.

En la improvisada conferencia de prensa a la entrada del Ministerio de Hacienda, Muñoz exigió la plena reincorporación de 150 despedidos de esa dependencia y la apertura de una mesa de diálogo con las autoridades.

Muñoz indicó que el paro del 19 «será con movilización», aunque puntualizó que «todavía no está definido» el lugar de la concentración.

«Ayer, la Comisión Nacional (de ATE), reunida con los secretarios generales de todo el país acordó un paro y movilización para el 19 de abril», expresó el sindicalista, quien agregó que «estamos resolviendo con otras organizaciones cómo vamos a realizar la movilización y adónde la vamos a hacer».

Sobre la carpa frente al Congreso, comentó que «hoy nos hemos despertado con la noticia que a nuestros jubilados le van a recortar los remedios, que ya no van a ser gratis, y así siguen sucediendo cosas», expresó Muñoz ante unos 200 trabajadores que se encontraban en la puerta principal del Palacio de Hacienda.

Por su parte, el delegado general de ATE en el Ministerio de Economía, Pablo Almeyda, llamó a «frenar el ajuste», al que consideró como «un intento de disciplinamiento a la clase trabajadora».

También reclamó la «apertura de una mesa de diálogo» de parte de las autoridades de la cartera económica y señaló que de los 150 despedidos originalmente «hemos logrado reincorporar 30 compañeros», pero que «no vamos a negociar a los compañeros y la lucha seguirá hasta la reincorporación de todos» los trabajadores despedidos.

Por otra parte, el delegado de la entidad en el Ministerio de Trabajo, Hernán Izurieta -que también participó de la conferencia de prensa- recordó que «detrás de cada despido hay una familia en la calle, una mamá o un papá que no sabe cómo alimentar a sus hijos».

«Esta es la expresión (por los despidos en el sector público) de una política global de ajuste y achique del Estado», denunció el sindicalista.

to/mh

[FUENTE: http://prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4767831&Itemid=1]