Trabajadores y comunidades afectados por la pésima política contractual de Ecopetrol

  • Categoría de la entrada:Centro
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

TPS es otra empresa contratista que quiebra producto de la pésima política de contratación que tienen Ecopetrol y sus empresas aliadas. Es un nuevo suceso grave de trabajadores en la calle, donde Ecopetrol no asume responsabilidades.

La OXY, en el corregimiento El Centro, para el mantenimiento de pozos del proyecto La Cira-Infantas tenía un contrato con la empresa TPS, Total Petroleum Services. Sin embargo, su planeación contractual fue tan mal diseñada que después de haberle firmado por tres años, el desarrollo quedó en el limbo, cuando apenas lleva un año y unos meses de ejecución.

John Rodríguez, nuevo directivo de la Junta Nacional de la USO, culpa a una política, donde “las empresas se regalan durante el proceso de licitación, dan precios muy bajos que son insostenibles durante la ejecución del contrato y tienen que terminarlo de manera abrupta. No es una política amable con los contratistas, ni con la población, ni mucho menos con los trabajadores”.

Por este descalabro, hoy incumplen con los pagos a los obreros y deben más de 3.000 millones de pesos a proveedores regionales. “El sindicato de la mano con los trabajadores y de la comunidad está muy preocupado, porque si se va esta empresa queda todo un trauma social, un trauma laboral en el corregimiento. El llamado de alerta a la OXY y a Ecopetrol es a que sean responsables con su política de macrocontratación, que hoy es tan dañina para la comunidad en general”, dice Rodríguez.

La respuesta que da Ecopetrol en esta ocasión es la misma que con el caso de Transportes y Equipos. Se contrató con la empresa un servicio, esta fue autónoma en la licitación y en sus costos,  si no se puede garantizar no es responsabilidad de Ecopetrol. Se olvida que antes de la asignación de una licitación, la empresa contratante debe determinar un estudio del presupuesto estimado para ejecución, que si bien puede variar, sí debe mantener una dirección.

La USO le propuso la creación de una mesa de trabajo a las tres empresas para analizar el tema. Entre las opciones de salida está una adición presupuestal al contrato actual o la asunción por parte de otra empresa con costos reales.

Rodríguez expone tres criterios condicionales, “que el desarrollo del contrato se continúe haciendo, que se respete la mano de obra que ya está contratada y mantener el proceso del mismo modo como venía, con la comunidad, los proveedores y el entorno social”.

A la fecha, Ecopetrol ha generado espacios de diálogo pero no se vislumbran salidas prontas, todo se resume en reuniones infructíferas.