Un breve compendio de las violaciones y agresiones contra la uso, las libertades sindicales y la democracia

  • Categoría de la entrada:Meta
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

{image}http://eldia.co/images/stories/281011/01.jpg{/image}En el transcurso del día de hoy 27 de octubre, no solo ocurrió la exagerada movilización de tropas, taponamiento de vías por la policía nacional (ESMAD) para impedir que la USO llegase a los sitios de concentración en donde se encontraban quienes participan de la Asamblea Permanente decretada desde el pasado martes a las 7:00 a.m. sumado a ello se dio la orden de desalojo de todos los trabajadores (as) del Campo Petrolero, en estas circunstancia.

Con de fin de amedrentar a los trabajadores (as), comenzaron a realizar retenciones ilegales, como la realizada a primera hora del día jueves a un Indígena; posteriormente a los trabajadores Norlai Acevedo y Álvaro Ayala de la empresa INTRICON, cuando se disponían a tanquear en el surtidor de gasolina en el sitio conocido como base antigua, a eso de las 12:00 del medio día; lo mismo ocurrió con José Manuel jerónimo y diez (10) trabajadores más, cuando se encontraban en el campo base de los taladros, quienes fueron retenidos por el Ejercito y personal de seguridad de Pacific Rubiales, entregados al ESMAD y desplazados a las instalaciones de Arrayanes donde aun están detenidos.

Estas retenciones arbitrarias e ilegales, sin ningún tipo de justificación, corresponden a una política sistemática de represión a la protesta pacífica por parte del gobierno nacional y la multinacional Pacific Rubiales en asocio con Ecopetrol, la Organización Sindical ante la retención de sus esquemas de seguridad, la persecución y hostigamiento constante que procuraba la captura y judicialización de los Dirigentes Sindicales y ante la falta de garantías para el ejercicio de los derechos constitucionales y democráticos en este país y de manera específica en este campo petrolero, que más parece un protectorado Canadiense, tuvimos que abandonar los campos de Rubiales y Quifa forzosamente ante el inminente riesgo de que se realizara por parte de la fuerza pública y la seguridad privada de Pacific Rubiales Energy – PRE, un falso positivo con la inerme dirigencia sindical.

Responsabilizamos a estos mismos, por cualquier tipo de agresión a la vida, integridad, honra y bienes de nuestros compañeros trabajadores del Comité organizado de líderes de Campo Rubiales y de nuestra organización Unión Sindical Obrera – USO.

Descargar documento en formato PDF.