Un gran bloque sindical para luchar contra la tercerización

Los días 28 y 29 de julio, 150 participantes de más de 60 organizaciones sindicales se dieron cita en el Encuentro Nacional contra la Tercerización, con el objetivo de plantear una estrategia de lucha contra este flagelo que vulnera los derechos laborales.

“Podemos señalar que fue de gran éxito el encuentro y que logramos avanzar en esta lucha. Logramos percibir que varias organizaciones de los sectores minero-energético, bancario y estatal vienen adelantando acciones contundentes para eliminar la tercerización, sobre la base de la afiliación de los trabajadores tercerizados, pero dando pasos hacia la primerización de los contratos de trabajo”, destacó Carlos Bustos, coordinador de la IndustriALL para Colombia.

“Los trabajadores vienen tomando conciencia y están bien informados, respecto a que este fenómeno de la tercerización no solo precariza el empleo sino que genera miseria y falta de dignidad a los trabajadores. Es una violación sistemática de los derechos sindicales y humanos”.

El evento terminó con una declaración al final, que recoge unas conclusiones y un plan de acción, que será impulsado por un comité creado por decisión de los sindicatos participantes. Sobre esas conclusiones vale mencionar que al analizar los aspectos jurídicos se comprobó que solamente una correlación de fuerzas en el Congreso de la República acabará con este flagelo.

Así mismo, como se trata de una estrategia de las empresas multinacionales y del gran capital global, para combatirla se requiere que los sindicatos se ubiquen también a nivel global, es decir, formando estructuras que traspasen fronteras.

Bustos finalizó con un mensaje doble: “A los sindicatos de industria que busquen sindicatos de que puedan defender sus derechos y que puedan sindicalizar y puedan organizar en la lucha que tenemos que dar. A los trabajadores con un contrato directo, permitan que estos trabajadores se acerquen, afiliarlos y colaborarles para que de manera conjunta, podamos combatir esta práctica lesiva a los intereses de la clase obrera”.