USO busca acabar con la práctica nefasta de los despidos injustificados

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-OdXBr2rNqGs/UbtA0DIMYKI/AAAAAAAAAvA/r8pDj7b9gOI/s800/img_6426.jpg{/image}Ecopetrol despidió en el último mes a dos trabajadores sin justa causa comprobada, les paga cualquier indemnización y de esta manera se evita un litigio jurídico.

Sin embargo, estos dos últimos despedidos, por estar afiliados a la USO, tienen una posibilidad de justicia.

Existe una facultad legal de los empleadores para terminar los contratos de trabajo sin justa causa a cambio de una indemnización que ha sido modificada a lo largo de los últimos 20 años y que no significa realmente nada en favor de los trabajadores. Ecopetrol y sus contratistas la usan para sacar ‘a dedo’ a los trabajadores.

Esta semana también fue despedido un directivo sindicalizado con más de 26 años de trabajo en el Meta. Los tres trabajadores pueden iniciar un proceso ante el Comité de Reclamos que está previsto en la convención de trabajo de la USO con Ecopetrol.Una opción de la que carecen aquellos trabajadores no afiliados.

La práctica de los despidos ‘a dedo’ se extiende también por las empresas contratistas de Ecopetrol. Por su parte, el Ministerio del Trabajo asegura que no puede hacer nada porque se apega a lo establecido en la ley. Hasta ahora a ningún trabajador convencional se le ha aplicado, solo a los directivos.

“La única respuesta a estos despidos es afiliarse a la organización sindical y buscar en esta negociación colectiva una cláusula de estabilidad laboral, que impida que la empresa ejerza esta facultad que está en la ley. Los compañeros sindicalizados también tienen representantes permanentes, dedicados a las defensa de los derechos de los trabajadores”, puntualizó Edwin Palma Egea, vicepresidente de la USO nacional.