USO considera romper relaciones laborales con Ecopetrol

{image}http://lh4.googleusercontent.com/-OdXBr2rNqGs/UbtA0DIMYKI/AAAAAAAAAvA/r8pDj7b9gOI/s800/img_6426.jpg{/image}La USO busca visibilizar la persecución judicial de la que están siendo víctimas sus líderes, sobre todo, en el Meta.

Ya le advirtieron a Ecopetrol, que es dueña del 60% de Pacific Rubiales, que si no media en el conflicto, este se agudizará.

De seguir esta situación, la USO romperá relaciones laborales con Ecopetrol. Esto equivale a que todas las conversaciones, comisiones, trabajos y acuerdos con la administración quedarán en status quo hasta tanto no haya señales de garantías para el ejercicio de actividad sindical.

La semana anterior fueron detenidos los dirigentes Campo Elías Ortiz, José Dilio Naranjo y Héctor Sánchez, con base en un montaje judicial absurdo, y antes fue capturado Darío Cárdenas; la única labor de estos hombres es defender los derechos laborales y humanos, la soberanía nacional y los recursos naturales.

El directivo de la USO, José Marín, puntualiza: “Le queremos decir al pueblo colombiano y a los compañeros del sector petrolero que la problemática que tenemos de la detención los cuatro compañeros dirigentes sindicales viene montada desde Ecopetrol, el gobierno y las multinacionales, esto no viene solo. Ahí es donde el sindicato va a despertar desde sus bases para tratar de hacerle frente a una arremetida. No nos vamos a quedar callados. No nos interesa que nos llegue diciembre y nos toque entrar a un conflicto laboral en Ecopetrol. La actividad sindical está amenazada, ser dirigente sindical es ser un delincuente para el gobierno, las multinacionales y Ecopetrol”.