USO presiona a Ecopetrol por el proyecto de refinería de Barrancabermeja

{image}http://lh6.googleusercontent.com/-Vvt5-SFRiR8/U2P7wJHavlI/AAAAAAAAG3M/Vt8T3DiyK7Y/s800/martin_ravelo.jpg{/image}La USO nacional sostuvo una reunión con Ecopetrol, donde trataron dos temas con relación al proyecto de modernización de la refinería de Barrancabermeja, que es uno de las más grandes obras planteadas en el país. La meta es que esta megaobra se concrete lo antes posible.

Por un lado, hablaron de la mesa bilateral con la administración de Ecopetrol, encabezada por el vicepresidente de Refinación y Petroquímica, Federico Maya, para tratar de alcanzar un acuerdo de armonía laboral y de relacionamiento sindical que permita desarrollar los 9 ejes políticos que le presentó el sindicato a la administración, con el objetivo de lograr las reivindicaciones esperadas para los trabajadores en el marco del proyecto de ampliación.

Ese espacio viene avanzando en la medida en que la decisión política que ha tomado la organización sindical es que va en la recta final para que el acuerdo quede cerrado la próxima semana.

El otro escenario es el debate político a causa de la aprobación por parte de la Junta Directiva de Ecopetrol de lo que será el plan maestro para la refinería de Barrancabermeja. Tiene como precedenteun encuentro que se realizó en la Asamblea departamental de Santander y la siguiente cita que será en la Cámara de Representantes.

La motivación reside en la preocupación de las autoridades y el pueblo de Barrancabermeja por el atraso injustificado que ha tenido el proyecto. Al respecto, Martín Ravelo, secretario de Educación de la USO, informó: “quedó en el debate evidenciada la necesidad de que el proyecto arranque lo más pronto posible, porque de lo contrario estaríamos condenando a la refinería de Barrancabermeja a su inviabilidad económica”.

Las consecuencias de ese atraso se manifiestan en la importación masiva de combustibles en todo el país, la producción de combustibles por fuera de las exigencias medioambientales, una actual refinería de Barrancabermeja estrangulada en sus posibilidades de carga y una región sumida en la expectativa de la promesa de progreso.

El anuncio de construcción fue hace 4 años y hasta hoy no pasa nada. Aunque en la reuniónEcopetrol mostró su interés de arrancar lo más pronto posible, manifestando que uno de los principales requisitos a cumplir es el alcance del acuerdo de armonía con la USO. Por su parte, la USO confirmó que tiene total disponibilidad para firmar ese acuerdo, porque, como dice Ravelo,“para nosotros lo prioritario es que se realice el proyecto por el bien del país”.