Yo soy la JEFE

{image}http://imagen.eldia.co/cache/logos/uso_595.jpg{/image}Cuando se deambula por el país teniendo el poder en sus manos, jactándose de aplicar la ley pero al mismo tiempo haciendo de esa misma ley un burladero para los poderosos se es muy fácil gobernar. La Jefe de Control Disciplinario, la Dra. ADRIANA MARCELA NEIRA LONDOÑO quien en la estructura orgánica de ECOPETROL está de segunda al mando después del presidente GUTIERREZ PEMBERTY, (porque así lo ordena la ley mas no porque así opere en la realidad), ha hecho de la Ley 734 de 2002 un arma poderosa para imponer el control político, penalizar la actividad sindical, servir a los intereses de la Vicepresidencia de Talento Humano y le alcanza hasta para sus propios intereses como se verá.

La Oficina de Control Disciplinario, a lo largo de su existencia en ECOPETROL S.A. solo ha procedido a imponer las peores sanciones que prevé el código disciplinario a trabajadores que participan en la actividad sindical, derecho consagrado en la Constitución Política que esa Oficina vulnera permanentemente. A quienes participaron en la huelga del 2004, los destituyó e inhabilitó por 20 años, sanción que no se le ha aplicado ni a los parapolíticos en el país y que por fortuna tuvo que revocar por orden de la Corte Constitucional procediendo al reintegro de todos los trabajadores y a quienes les solicitaron desistir de los procesos contenciosos.  Después de ello, los pliegos de cargos que se han calificado como faltas gravísimas dolosas nunca se han elevado contra quienes se ha demostrado han atentado contra la constitución y la ley. Nunca se ha sancionado un jefe que impone jornadas de trabajo de 12 horas y por los cuales se les ha impuesto sanciones en el ministerio del trabajo. Tampoco se han impuesto sanciones a jefes que se ha demostrado que maltratan a los trabajadores. Mucho menos se han impuesto sanciones contra quienes omiten responder derechos de petición en los términos de ley, o quienes faltan a sus deberes como servidores públicos al administrar mal los contratos que se asignan a su cargo,  o a quienes con su acción u omisión permiten que haya detrimento fiscal incalculable ante los peculados, hurtos, paradas de planta no programadas, extensión de las paradas de planta programadas e innumerables adicionales a los contratos. La Oficina de marras siempre encuentra “meritos” para archivar las quejas antes de formular un cargo en contra de altos directivos y por eso se puede entender, porque el vicepresidente FEDERICO MAYA después del reintegro de cientos de compañeros, se la pasaba por los puestos de trabajo ofreciendo “amnistías” cuando el también estaba subordinado a esa oficina y es sujeto disciplinable.

No hace menos de un año, las refinerías de Barrancabermeja y Cartagena tuvieron desabastecimiento del aditivo anticoquizante, AVB PLUS  un químico fabricado en el INSTITUTO COLOMBIANO DEL PETROLEO ICP con materias primas de las refinería de Barrancabermeja y Cartagena. Las investigaciones hechas en ese entonces por los expertos en la materia, arrojaron que el impacto económico de dicho desabastecimiento de aditivo ascendía a los 24.700 USD/día y que solo por la omisión de quienes administraban ese contrato, de no suministrar las materias primas para la elaboración del aditivo elevaba las pérdidas para la estatal petrolera; como si esto fuera poco, una vez terminado el contrato no fueron oportunos en el nuevo contrato, debiendo la refinería de Cartagena comprar el aditivo a una multinacional a unos costos más elevados que el que se estaba produciendo de propiedad de Ecopetrol ICP. Ese irresponsable proceder persistió en el tiempo por 21 días, lo que generó más o menos una pérdida económica de más de USD$504.000, es decir casi unos MIL MILLONES DE PESOS para ECOPETROL S.A. y para el Estado Colombiano, perdida que pudo ser peor sino es porque dicho desabastecimiento coincidió con la parada de planta viscorreductora en la refinería de Barrancabermeja. De este hecho no se conoce un solo expediente en la oficina de control disciplinario a pesar de que conoce del tema, pero apenas obvio, máxime si se tiene en cuenta que el Ingeniero JORGE HERNANDO HERRERA JAIMES quien fuera el presunto culpable de esa pérdida económica, en pleno desabastecimiento le ha permitido el vinculo laboral a la UNIÓN TEMPORAL UT TIP PETROLABIN de  una sobrina del cónyuge de la Dra. NEIRA LONDOÑO, la ingeniera KATHERINE CARRILLO ROMERO. El ingeniero CARLOS EDUARDO ROMERO quien se desempeña como Profesional 1A en la Gerencia Técnica del Transporte es un trabajador de la “nomina directiva” de ECOPETROL a la cual pertenece su esposa y que no obstante ello no ser un impedimento legal ni tener objeto de reproche en materia disciplinaria, si lo tiene en el aspecto ético, habidas cuentas que los ascensos vertiginosos y traslados de los que ha sido objeto el Ingeniero ROMERO, seguramente han tenido que ver con los centenares de archivos en los procesos disciplinarios contra Vicepresidentes, Gerentes y Coordinadores de la Vicepresidencia de Transporte, investigaciones dentro de las cuales debería la Dra. NEIRA, declararse impedida.

Asombra que de estos hechos el Director del ICP el Ingeniero NESTOR FERNANDO SAAVEDRA, pese a las alertas tempranas de todos los ingenieros sobre el desabastecimiento nunca hizo nada al respecto y no obstante ello hoy pretende ser el nuevo Vicepresidente de Tecnología e Innovación.

Todos los funcionarios de la Oficina de Control Disciplinario le temen a su posesiva jefe. Nadie se atreve a contradecirle cuando la voluntad política de sancionar o absolver existe, sus funcionarios no se atreven ni a pedirle permisos para eventos de calamidad como recientemente ocurrió para el sepelio de un familiar de una de sus servidoras, al cual debieron asistir por fuera de su jornada de trabajo, habidas cuentas que esa ex funcionaria la había denunciado por acoso laboral. Es la ley del más fuerte la que ella usa a través de la oficina que le ha dado todo el poder que tiene en ECOPETROL S.A. hace posible las voluntades políticas de la administración y al parecer trafica con influencias y hace de sus intereses personales un conflicto. A pesar de que está por encima incluso de los Vicepresidentes de la empresa, hace alianzas con funcionarios de bajo nivel, extralimitándose en sus funciones como recientemente lo hizo junto con la Dra. AYDE MARY RAMIREZ TELLO al expedir un comunicado conjunto donde habla de la exclusión de los regímenes disciplinarios y orienta a los jefes de departamento, vicepresidentes y gerentes a reprimir conforme a lo que ellas dos consideran ajustado a derecho, encubriéndose ambas en el manto de la impunidad disciplinaria y penal que deberán investigar las autoridades.

También deberán investigar las autoridades, incluyendo el buzón virtual de “Código de Ética”, si la compra del bien inmueble. (Ver folio de matricula inmobiliaria 50N-229980) que el Señor ALVARO VALDIVIESO REYES (Ex magistrado del tribunal de Bogotá y hoy candidato a la Corte Suprema de Justicia) le hace en el año 2007 a la Dra. ADRIANA NEIRA LONDOÑO en el norte de Bogotá, tiene que ver con la posterior vinculación a la nomina de ECOPETROL de la Dra. CLARA VALDIVIESO MENDOZA hija del comprador en un posible conflicto de intereses y/o tráfico de influencias como ocurrió por estos días con la compra de un bien inmueble hiciere el ex ministro ANDRES FELIPE ARIAS a beneficiarios de AGRO INGRESO SEGURO por menos del valor comercial del bien.

También debe ser objeto de investigación la conducta de la Dra. NEIRA LONDOÑO al NO IMPUGNAR el fallo del Juzgado Laboral del Circuito de Barrancabermeja al revocar la sanción que su oficina le había impuesto al reconocido abogado  HUGO BERNAL VALLEJO, dado que al quedar en firme el fallo se configuró la violación de derechos fundamentales y por ende se tipificó un prevaricato. (Sentencia del 21 de julio de 2010).

Por todos estos hechos es que es fácil entender porque la Dra. NEIRA LONDOÑO ha ordenado a sus funcionarios pasearse por los juzgados civiles y de familia del país, pescando a servidores públicos rasos de Ecopetrol por incumplimiento de obligaciones civiles y familiares que nada afectan el deber funcional como trabajadores de ECOPETROL  mientras al mismo tiempo  rodea de impunidad conductas que saltan de bulto violan la legislación disciplinaria y penal incluyendo las suyas. Puede que con esta denuncia como con tantas otras no pase nada dadas las fuertes influencias de la doctora NEIRA como juzgadora en ECOPETROL  y al mismo tiempo de ECOPETROL sobre las autoridades;  pero al menos a  la Dra. NEIRA LONDOÑO no le quedará muy bien continuar sancionando trabajadores por tráfico de influencias para ingresar familiares a Ecopetrol como en fallos recientes, ni continuar hablando de ETICA ni del “cumplimiento de la Constitución y la Ley”.

Que investiguen las autoridades.
Redactó: Junta Directiva Nacional, 21 de Junio de 2012.